CHOOSE YOUR LANGUAGE

La tecnología es lo último


Acometer un proyecto con tecnologías emergentes o que estén de moda suena muy bien. Solucionar todas nuestras necesidades de negocio con Big Data, Blockchain, técnicas de Inteligencia Artificial, Realidad Aumentada, Edge Computing, o incluso poner todo en la nube, parece que es una buena apuesta a priori, sin embargo, desde mi punto de vista, la mayoría de las veces no es así… Parece que con las soluciones software hay más confusión y con lo físico (Hardware) suele estar más claro, y a nadie se le ocurre introducir en la organización una flota de drones, robots, o dispositivos IoT sin justificarlo y saber claramente que aportarán en la organización.

Blockchain

Análisis de la necesidad del negocio: ¿QUÉ?
Es fundamental realizar un análisis profundo de los objetivos que se pretenden conseguir y realmente QUÉ se necesita. En este punto debemos de abstraernos totalmente de las tecnologías y deben participar sobre todo expertos del negocio y consultores o analistas. Debe estar escrito y a ser posible siguiendo alguna metodología estándar.

Lo adecuado es tener al menos un acta de constitución de proyecto donde se justifica el proyecto (¿retorno de inversión?, ¿aspecto legal?, ¿lo tiene la competencia?, ¿crítico para la operación? ¿bien general? etc.) así como realizar un estudio de viabilidad económico considerando el coste del proyecto y la estimación de costes de mantenimiento del ciclo de vida del producto o servicio implantado.

Analisis Negocio

Diseño: ¿CÓMO?.
En este punto estudiaremos como satisfacer las necesidades anteriores y es donde podremos estudiar que tecnologías a aplicar para conseguir los objetivos anteriores. Se planteará si queremos desarrollar a medida, usar alguna aplicación o servicio existente de mercado, en la nube o no, integrarnos con alguna plataforma, estudio de tecnologías etc.

El estudio de viabilidad anterior se podrá completar con estimaciones más aproximadas al conocer cómo vamos abordar la solución (o un conjunto de alternativas para la decisión) y con las tecnologías seleccionadas.

Lógicamente, para realizar este diseño hay que conocer las tecnologías a aplicar y las características específicas del producto, servicio o plataformas que queramos usar. Por ejemplo, ¿precisamos un registro de transacciones distribuidas y vendría bien usar cadena de bloques? ¿queremos información de análisis de datos estructurado y no estructurado, con orígenes muy diversos y así implantar una solución de Big Data? ¿habrá toma de decisiones automáticas o de asistencia al humano y será adecuado definir algoritmos de machine learning? ¿tiene sentido incorporar algún tipo de dispositivo inteligente, o software en los existentes, y aplicar técnicas de Edge Computing?

Lo normal es que en los proyectos grandes de mucha inversión las decisiones sean tomadas por la dirección, pero deben de estar soportadas por estudios con conclusiones y resúmenes ejecutivos realizadas por técnicos.

Diseño

En resumen, cuidado con algunas prácticas comerciales e introducir nuevas tecnologías "con calzador" en la organización. La tecnología debe de aplicarse correctamente, no por modas, y además debe repercutir en beneficios en la organización. Se trata de una vieja recomendación muchas veces olvidada, primero debe analizarse siempre el problema para poder posteriormente estudiar como encajará la tecnología (“La tecnología es lo último”).

La tecnología es lo último La tecnología es lo último Reviewed by Jose Antonio Martín Esparza on noviembre 11, 2018 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.