VERSION
MOVIL - WEB
CHOOSE YOUR LANGUAGE

¿Influye la tecnología en nuestros hábitos alimenticios?

Tiempo estimado 3:23 minutos.

Hace varios años, en calidad de consumidor, participé en un test de un nuevo producto alimentario que iba a salir al mercado. La prueba consistía en un pequeño cuestionario acerca de costumbres nutricionales y una cata de varias muestras para la elección en función del sabor, olor, textura y presentación. Quizá estos parámetros, además de la marca y el precio, sean los factores que determinan el éxito o fracaso de un producto alimentario. Sin embargo,  algo está cambiando, y cada vez son más las personas que eligen en función del etiquetado, y especialmente la información nutricional, ingredientes y el origen del producto. Además debemos de añadir que si la compra es realizada de forma electrónica, y con la incorporación progresiva del “Internet de las Cosas”, cobrará mayor importancia aquella información objetiva que pueda ser vista en pantalla y que incluso pueda ser interpretada por un algoritmo.

Verdaderamente, si lo pensamos detenidamente, las mejoras regulatorias en etiquetado y los avances tecnológicos ya han modificado el comportamiento de muchos consumidores y creo que afectará más a nuestras costumbres en los próximos años.

Influencia desde diferentes puntos de vista

Análisis e información del producto 
Los análisis nutricionales cada vez son más exactos, rápidos y la información de los productos se presenta más normalizada. Se pueden encontrar diversas bases de datos con esta información para su tratamiento donde se puede ver un análisis en porcentaje de los macronutrientes, fibra e incluso en algunos casos vitaminas y minerales.
Los avances tecnológicos también facilitan el análisis y control de las autoridades públicas.


NutritionFacts


¿SmartBasket, la cesta inteligente?
No parece muy lejano que las tiendas online, o  determinados dispositivos, puedan proponer una “cesta de la compra inteligente” previo a la confirmación del pedido. Ya existen páginas de comercio electrónico donde se pueden definir reglas muy básicas, sobre todo relacionadas con la sustitución de productos. En función de compras anteriores y con la incorporación de las bases de datos de los productos, se podrían definir reglas dependiendo de multitud de factores. Por ejemplo:

“incluir/excluir marca=X”
“priorizar productos cuyo origen=X”
“50% cesta deben de ser productos frescos”
“excluir productos con más de un X% de azúcares”
“excluir productos con más de un X% sodio”
“excluir productos con grasas trans”
 “incluir solo productos biológicos”
“excluir productos modificados genéticamente”
“excluir determinados conservantes”
etc.

La industria  y organismos podrían llegar a definir estándares de formato e incluso llegar a disponer de conjuntos de reglas supervisadas por profesionales de la nutrición que propusieran “cestas inteligentes” para determinadas enfermedades, alergias o dietas.  Por ejemplo cestas inteligentes para enfermos cardiovasculares, diabéticos,  alérgicos al gluten, dietas para vegetarianos etc. y que además pudiera valer para múltiples plataformas y dispositivos y que pudieran ser personalizadas por el consumidor.


SmartBasket


IoT, IoE ..., ¿Internet de las cosas, Internet de Todo?
Ya existen dispositivos y aplicaciones que estiman las calorías necesarias en función de la actividad realizada y que permiten el conteo de calorías y porcentajes de macronutrientes ingeridos en un periodo. También encontramos básculas y medidores conectados que permiten realizar un seguimiento del peso y de la grasa corporal. 

Además con la revolución del “IoT” aparecerán dispositivos que aportarán información analizable, muchas veces procedente de una monitorización continúa, y que permitirá tomar decisiones en la elección de determinados alimentos. 

Algunos ejemplos no muy lejos de la realidad:

1 Escáneres de alimentos inteligentes: actualmente con un Smartphone y ciertas apps se puede leer el código de barras de un alimento y obtener la información para su análisis. Quizá no sea demasiado cómodo, sin embargo,  ¿y si existiera un dispositivo de mano que en la operación de compra lea un código de barras, muestre la información del producto y un algoritmo que en base a reglas predefinidas proponga incorporarlo o no a la lista?
¿Y si además estuviera basado en estándares y de forma rápida esa lista pudiera valer para su uso en una caja física o en cualquier tienda electrónica para la confirmación y pago del pedido?

Electrodomésticos inteligentes: armarios, neveras, básculas de cocina etc. que puedan detectar el stock de alimentos y con algoritmos que aplicando reglas del tipo ya mencionadas propongan y permitan realizar un pedido en una tienda online, 

3 Sensores, monitores de salud, actividad etc.: pensemos en dispositivos que aporten información de salud aportando datos que ayuden a esta compra inteligente. Desde las básculas que envían el seguimiento de nuestro peso, a monitores del pulso cardíaco, actividad física, lectores de glucosa en sangre, análisis del sudor etc. Esta información, en combinación con algoritmos y combinados con la información de los alimentos podría ser muy valiosa para la propuesta de una compra de alimentos recomendada y sin duda de alguna forma una otra influirá en la cesta de la compra de los usuarios de estos dispositivos.

En las referencias se pueden ver algunas iniciativas como la aprobación de un dispositivo que controla los niveles de azucar cada 5 minutos e incluso puede inyectar insulina si es necesario, una startup estadounidense que ha comercializado un biosensor nutricional capaz de registrar los niveles de antioxidantes en la piel a través de la palma de la mano o los avances del desarrollo de un escaner de mano que permite analizar molecularmente alimentos.

Agricultura abierta y food computers
La agricultura abierta (OpenAg) es una iniciativa que desarrolla plataformas tecnológicas, “food computers”, que permiten crear entorno controlado para la  agricultura  del futuro y están soportadas por  sistemas robóticos para controlar y monitorizar la temperatura, energía crecimiento de las plantaciones y que trabajan con variables como el dióxido de carbono, oxigeno, temperatura del aire, humedad, conductividad eléctrica etc.  Todo esto permitirá una evolución de huertos urbanos y privados en ambientes controlados para la producción de ciertos alimentos para consumo propio.





Desde mi punto de vista, debido a la  tecnología, al consumidor final le llegará más información, tendrá más variables de elección y se interpretará de forma más rápida de tal forma que influirá  en las decisiones y en los hábitos alimenticios. Asimismo la industria de la alimentación tendrá que adaptarse teniendo en cuenta este nuevo entorno y considerando nuevos factores que determinarán el éxito de un producto de el mercado.




Open Agriculture and Food Computers http://openag.media.mit.edu/
Scio smart scanner -  hand-held molecular scanner  (BBCnews) http://www.bbc.com/news/technology-37385556
Biosensor nutricional http://computerhoy.com/noticias/life/controla-tu-estado-salud-este-biosensor-nutricional-51956
Sensor monitorizar salud a través del sudor http://computerhoy.com/noticias/hardware/crean-sensor-monitorizar-salud-traves-del-sudor-39723
FDA aprueba páncreas artificial  para tratar la diabetes  http://clustersalud.americaeconomia.com/fda-aprueba-pancreas-artificial-la-diabetes-medtronic/
Frigoríficos inteligentes  http://www.mediatrends.es/a/39967/frigorificos-inteligentes-hace-la-compra-por-ti/
Tarteras inteligentes  http://craft-co.net/prepd-pack-tartera-inteligente/